Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

sábado, 30 de noviembre de 2013

Torre de Media Libra (Alicante-San Juan) CA-106


Localización:

 Entre los confines de los términos municipales de Alicante y San Juan, existe una zona denominada la Partida de la Condomina, zona de huerta antigua que en la actualidad ha sido en la mayoría de su extensión absorbida por las modernas urbanizaciones de la Playa de San Juan, y en las que existen una veintena de torres vigía y de defensa, muchas de ellas abaluartadas, en muy distintos grados de conservación. Algunas desaparecidas por completo, otras en estado de semirruina y las más, afortunadamente, en un excepcional estado de conservación. Son las llamadas “Torres de la Huerta”, con un alto interés cultural e histórico de la provincia de Alicante, como el caso de la Torre de la Media Libra.

Localización en Google Maps

 Su ubicación exacta se encuentra entre la playa de la Albufereta y el conocidísimo Tossal de Manises, antiguo asentamiento ibero-romano de esta parte de Alicante. Está situada en el Camino del Ciprés, muy cerca de la Torre de los Tres Olivos y de la Torre Placia.

Localización en el mapa topográfico

 Actualmente existe un proyecto auspiciado por diversos estamentos públicos y privados, tales como el Excmo. Ayuntamiento de Alicante y algunos colectivos ciudadanos, entre los que destaca el Grupo por la Recuperación de las Torres de la Huerta, que pretende realizar un recorrido a la veintena de torres, realizando un carril bici/peatonal para poder visitarlas y que durará entre las 2 horas en bicicleta y las 4 horas haciéndolo a pie. La Torre de la Media Libra estará incluida en el itinerario.

Itinerario de las Torres de la Huerta en San Juan

Ubicación de la Torre de Media Libra en el itinerario

Historia:

 La partida de la Condomina se ha caracterizado, ya desde época lejana, por el establecimiento de población en numerosas villas dispersas, que en la mayoría se mantienen en la actualidad y que se comenzaron a construir tras la desaparición de la ciudad romana del Tossal de Manises.

 Algunas, más cercanas al mar, tenían como misión formar una red de alerta rápida para dar aviso de la proximidad de los enemigos al castillo-fortaleza más cercano, que presumiblemente sería el de Santa Bárbara, en Alicante. Otras, situadas más al interior, formarían parte integrante de la masía a la que pertenecían, constituyendo lo que en el Maestrazgo valenciano se conoce como “masía fortificada”, haciendo que la defensa de las mismas se realizase de forma autónoma, en la que la defensa de ellas se basaba en una gran torre de recia construcción en la que los miembros que formaban dichas masías se refugiaban de los ataques hostiles.

 En cualquier caso, no hay que olvidar que el margen de las tensiones entre comunidades cristianas y musulmanas después de la expulsión de los moriscos a principios del siglo XVII, los factores de inseguridad se mantuvieron hasta algunos siglos después. Los ataques berberiscos a la costa alicantina se mantuvieron hasta bien entrado el siglo XVII y, posteriormente, la amenaza de la flota de guerra francesa estuvo presente durante la Guerra de los Treinta Años. Además, el bandidaje, oculto en las cercanas montañas alicantinas, también tuvo su incidencia en el mantenimiento de estas casas fortificadas.

 Son pues, un excelente ejemplo de arquitectura militar-defensiva adaptada a las circunstancias sociales de estos siglos y se tiene conocimiento de que al menos existieron unas 30 torres, de las cuales muchas de ellas, las 26 que  presentamos aquí, están debidamente catalogadas, mientras que otras han desaparecido por completo, como la Torre Maimona o la Torre Teresa.

 Su construcción data de finales del siglo XVI o comienzos del XVII.


Escudo de la ciudad de Alicante

Estado actual:

 El conjunto arquitectónico de la Torre de la Media Libra, también conocida como “La Granja” se ubica en el Camino de la Playa de San Juan, en la zona de La Condomina, estando constituido por dos elementos separados: la torre y la casa.

 La torre es de planta rectangular y volumen prismático, que se eleva desde el suelo sobre un plinto troncopiramidal, de perfil recto en su frente Oeste. Está exenta y separada de la casa, con sus fachadas orientadas al Este y al Sur. Presenta cuatro niveles, con el inferior en semisótano, empotrado en el plinto.

 Cuenta con dos accesos en arco de medio punto en el frente Oeste que parecen originales: uno en el basamento y el otro en el primer piso. En sus lienzos se abren huecos primitivos, de pequeñas dimensiones, y otros de una cronología posterior.

 En la base se adosa una vivienda de planta baja y la cubierta es plana, transitable y accesible desde la escalera de caracol que sale al exterior con una torreta. Presenta un remate recto sin cornisa ni almenas, siendo sus muros de fábrica de sillarejo con sillería en sus esquinas y huecos.

 Aunque se carece de datos precisos, la torre puede datarse a finales del siglo XVI o principios del XVII, y las partes más antiguas de la casa son de las mismas fechas o algo posteriores.

 En resumen, estamos ante una torre que se encuentra en casi perfecto estado de conservación y es de las más bonitas de la Huerta de San Juan- La Condomina.

Galería fotográfica:










viernes, 29 de noviembre de 2013

Torre Juana (Alicante-San Juan) CA-101



Localización:

 Entre los confines de los términos municipales de Alicante y San Juan, existe una zona denominada la Partida de la Condomina, zona de huerta antigua que en la actualidad ha sido en la mayoría de su extensión absorbida por las modernas urbanizaciones de la Playa de San Juan, y en las que existen una veintena de torres vigía y de defensa, muchas de ellas abaluartadas, en muy distintos grados de conservación. Algunas desaparecidas por completo, otras en estado de semirruina y las más, afortunadamente, en un excepcional estado de conservación. Son las llamadas “Torres de la Huerta”, con un alto interés cultural e histórico de la provincia de Alicante, como esta Torre Juana.

Localización  en Google Maps

 Su ubicación exacta se encuentra entre la playa de la Albufereta y el conocidísimo Tossal de Manises, antiguo asentamiento ibero-romano de esta parte de Alicante. Se encuentra situada en la Avda. del Pintor Pérez Gil, muy cercana de la Torre de Bosch.

Localización en el mapa topográfico

 Actualmente existe un proyecto auspiciado por diversos estamentos públicos y privados, tales como el Excmo. Ayuntamiento de Alicante y algunos colectivos ciudadanos, entre los que destaca el Grupo por la Recuperación de las Torres de la Huerta, que pretende realizar un recorrido a la veintena de torres, realizando un carril bici/peatonal para poder visitarlas y que durará entre las 2 horas en bicicleta y las 4 horas haciéndolo a pie, entre las que se encuentra la Torre Juana.

Itinerario de las Torres de Huerta de San Juan


Ubicación de la Torre Juana en el itinerario

 Historia:

 La partida de la Condomina se ha caracterizado, ya desde época lejana, por el establecimiento de población en numerosas villas dispersas, que en la mayoría se mantienen en la actualidad y que se comenzaron a construir tras la desaparición de la ciudad romana del Tossal de Manises.

 Algunas, más cercanas al mar, tenían como misión formar una red de alerta rápida para dar aviso de la proximidad de los enemigos al castillo-fortaleza más cercano, que presumiblemente sería el de Santa Bárbara, en Alicante. Otras, situadas más al interior, formarían parte integrante de la masía a la que pertenecían, constituyendo lo que en el Maestrazgo valenciano se conoce como “masía fortificada”, haciendo que la defensa de las mismas se realizase de forma autónoma, en la que la defensa de ellas se basaba en una gran torre de recia construcción en la que los miembros que formaban dichas masías se refugiaban de los ataques hostiles.

 En cualquier caso, no hay que olvidar que el margen de las tensiones entre comunidades cristianas y musulmanas después de la expulsión de los moriscos a principios del siglo XVII, los factores de inseguridad se mantuvieron hasta algunos siglos después. Los ataques berberiscos a la costa alicantina se mantuvieron hasta bien entrado el siglo XVII y, posteriormente, la amenaza de la flota de guerra francesa estuvo presente durante la Guerra de los Treinta Años. Además, el bandidaje, oculto en las cercanas montañas alicantinas, también tuvo su incidencia en el mantenimiento de estas casas fortificadas.

 Son pues, un excelente ejemplo de arquitectura militar-defensiva adaptada a las circunstancias sociales de estos siglos y se tiene conocimiento de que al menos existieron unas 30 torres, de las cuales muchas de ellas, las 26 que  presentamos aquí, están debidamente catalogadas, mientras que otras han desaparecido por completo, como la Torre Maimona o la Torre Teresa.

 Su construcción data de principios del siglo XVII.


Escudo de la ciudad de Alicante

Estado actual:

La Casa-Torre Juana se ubica en el margen sur del Camino de la Cadena, en la zona de La Condomina-San Juan. El conjunto arquitectónico construido está compuesto por la casa que se plantea alrededor de la torre. En la parcela se desarrolla un jardín, que incluye una pequeña capilla para el servicio del conjunto.

 La torre es de planta rectangular y volumen prismático, que se encuentra adosada a la vivienda, casi oculta por ella, situándose el acceso en el vestíbulo de la misma.

 La cubierta es plana, transitable y accesible, quedando rematada por un pequeño vuelo cubierto con teja, que también aparece en la cubierta a cuatro aguas del desembarco de la escalera que sube hasta ella.

 El revoco de los paramentos de la torre que aparecen en la actualidad no permiten conocer con precisión el sistema constructivo de los lienzos, aunque se puede suponer que la fábrica general es de mampostería y refuerzos de sillares en las esquinas.

 Está situada cronológicamente por Varela en el siglo XVII, si bien Ruiz la sitúa en los finales del siglo XVI. Su propietario inicial fue D. Pascual de Bonanza, que también lo era de la torre de su propio nombre, y tiene conexión visual con la Torre del Bosch.


 Todo el conjunto se encuentra hoy muy bien acondicionado por ser de uso residencial y sus tres volúmenes la hacen aparecer, más que como una torre defensiva medieval, como un volumen pintoresco en una vivienda unifamiliar.
Galería fotográfica:









jueves, 28 de noviembre de 2013

Torre de Gacholí (Alicante-San Juan) CA-118


Localización:

 Entre los confines de los términos municipales de Alicante y San Juan, existe una zona denominada la Partida de la Condomina, zona de huerta antigua que en la actualidad ha sido en la mayoría de su extensión absorbida por las modernas urbanizaciones de la Playa de San Juan, y en las que existen una veintena de torres vigía y de defensa, muchas de ellas abaluartadas, en muy distintos grados de conservación. Algunas desaparecidas por completo, otras en estado de semirruina y las más, afortunadamente, en un excepcional estado de conservación. Son las llamadas “Torres de la Huerta”, con un alto interés cultural e histórico de la provincia de Alicante, como esta Torre de Gacholí o Torre de Cacholí.


Localización en Google Maps

 Su ubicación exacta se encuentra entre la playa de la Albufereta y el conocidísimo Tossal de Manises, antiguo asentamiento ibero-romano de esta parte de Alicante. Se encuentra situada en el Camino Cruz de Piedra, un poco al noroeste de la Torre Boter.

Localización en el mapa topográfico

Actualmente existe un proyecto auspiciado por diversos estamentos públicos y privados, tales como el Excmo. Ayuntamiento de Alicante y algunos colectivos ciudadanos, entre los que destaca el Grupo por la Recuperación de las Torres de la Huerta, que pretende realizar un recorrido a la veintena de torres, realizando un carril bici/peatonal para poder visitarlas y que durará entre las 2 horas en bicicleta y las 4 horas haciéndolo a pie. La Torre de Gacholí estará incluida en el itinerario.

Itinerario de las Torres de la Huerta de San Juan

Ubicación de la Torre de Gacholi en el itinerario

Historia:

 La partida de la Condomina se ha caracterizado, ya desde época lejana, por el establecimiento de población en numerosas villas dispersas, que en la mayoría se mantienen en la actualidad y que se comenzaron a construir tras la desaparición de la ciudad romana del Tossal de Manises.

 Algunas, más cercanas al mar, tenían como misión formar una red de alerta rápida para dar aviso de la proximidad de los enemigos al castillo-fortaleza más cercano, que presumiblemente sería el de Santa Bárbara, en Alicante. Otras, situadas más al interior, formarían parte integrante de la masía a la que pertenecían, constituyendo lo que en el Maestrazgo valenciano se conoce como “masía fortificada”, haciendo que la defensa de las mismas se realizase de forma autónoma, en la que la defensa de ellas se basaba en una gran torre de recia construcción en la que los miembros que formaban dichas masías se refugiaban de los ataques hostiles.

 En cualquier caso, no hay que olvidar que el margen de las tensiones entre comunidades cristianas y musulmanas después de la expulsión de los moriscos a principios del siglo XVII, los factores de inseguridad se mantuvieron hasta algunos siglos después. Los ataques berberiscos a la costa alicantina se mantuvieron hasta bien entrado el siglo XVII y, posteriormente, la amenaza de la flota de guerra francesa estuvo presente durante la Guerra de los Treinta Años. Además, el bandidaje, oculto en las cercanas montañas alicantinas, también tuvo su incidencia en el mantenimiento de estas casas fortificadas.

 Son pues, un excelente ejemplo de arquitectura militar-defensiva adaptada a las circunstancias sociales de estos siglos y se tiene conocimiento de que al menos existieron unas 30 torres, de las cuales muchas de ellas, las 26 que  presentamos aquí, están debidamente catalogadas, mientras que otras han desaparecido por completo, como la Torre Maimona o la Torre Teresa.

 Su construcción data de principios del siglo XVII.


Escudo de la ciudad de Alicante

Estado actual:

 La Torre de Gacholí está ubicada en el margen este del Camino de la Cruz de Piedra, también conocido como Camino del Ametler.


 El conjunto arquitectónico está constituido en la actualidad por la primitiva casa exenta, sobre la que se adosó más tarde la propia torre. Un cerramiento perimetral aísla el conjunto del exterior, encerrando un jardín. Hoy constituye una finca privada de uso vacacional muy bien conservada.

 La torre es de planta rectangular y volumen troncopiramidal, que presenta tres niveles o pisos, además de un sótano actualmente sin uso aparente.

 El acceso original se encuentra situado en la primera planta y cuenta con dos o tres ventanales o vanos en cada nivel. La escalera original aparece a partir de la planta primera, comunicando las dos restantes hacia la terraza o cubierta.

 Ésta es plana, transitable y accesible por la mencionada escalera interior y está rematada por una cornisa obocinada en forma de medio toro. Los muros son de fábrica de sillarejo, con aparejo de sillares reforzando, tanto las esquinas como los huecos.

 Por su forma troncopiramidal su cronología está situada en el siglo XVII. Las profundas reformas efectuadas por sus actuales propietarios han conservado de forma impecable el conjunto general de la construcción.

Galería fotográfica:








miércoles, 27 de noviembre de 2013

Torre de Ferrer (Alicante-San Juan) CA-097


Localización:

 Entre los confines de los términos municipales de Alicante y San Juan, existe una zona denominada la Partida de la Condomina, zona de huerta antigua que en la actualidad ha sido en la mayoría de su extensión absorbida por las modernas urbanizaciones de la Playa de San Juan, y en las que existen una veintena de torres vigía y de defensa, muchas de ellas abaluartadas, en muy distintos grados de conservación. Algunas desaparecidas por completo, otras en estado de semirruina y las más, afortunadamente, en un excepcional estado de conservación. Son las llamadas “Torres de la Huerta”, con un alto interés cultural e histórico de la provincia de Alicante, como esta Torre Ferrer.

Localización en Google Maps

 Su ubicación exacta está cercana a la playa de la Albufereta y el conocidísimo Tossal de Manises, antiguo asentamiento ibero-romano de esta parte de Alicante. Se encuentra en la calle Licia Calderón, cerca de la Torre Ansaldo, al este de ésta, y que, junto a ella, son las torres más meridionales de la Condomina.

Localización en el mapa topográfico

 Actualmente existe un proyecto auspiciado por diversos estamentos públicos y privados, tales como el Excmo. Ayuntamiento de Alicante y algunos colectivos ciudadanos, entre los que destaca el Grupo por la Recuperación de las Torres de la Huerta, que pretende realizar un recorrido a la veintena de torres, realizando un carril bici/peatonal para poder visitarlas y que durará entre las 2 horas en bicicleta y las 4 horas haciéndolo a pie. La Torre Ferrer estará incluida en el itinerario.

Itinerario de las Torres de la Huerta de San Juan

Historia:

 La partida de la Condomina se ha caracterizado, ya desde época lejana, por el establecimiento de población en numerosas villas dispersas, que en la mayoría se mantienen en la actualidad y que se comenzaron a construir tras la desaparición de la ciudad romana del Tossal de Manises.

 Algunas, más cercanas al mar, tenían como misión formar una red de alerta rápida para dar aviso de la proximidad de los enemigos al castillo-fortaleza más cercano, que presumiblemente sería el de Santa Bárbara, en Alicante. Otras, situadas más al interior, formarían parte integrante de la masía a la que pertenecían, constituyendo lo que en el Maestrazgo valenciano se conoce como “masía fortificada”, haciendo que la defensa de las mismas se realizase de forma autónoma, en la que la defensa de ellas se basaba en una gran torre de recia construcción en la que los miembros que formaban dichas masías se refugiaban de los ataques hostiles.

 En cualquier caso, no hay que olvidar que el margen de las tensiones entre comunidades cristianas y musulmanas después de la expulsión de los moriscos a principios del siglo XVII, los factores de inseguridad se mantuvieron hasta algunos siglos después. Los ataques berberiscos a la costa alicantina se mantuvieron hasta bien entrado el siglo XVII y, posteriormente, la amenaza de la flota de guerra francesa estuvo presente durante la Guerra de los Treinta Años. Además, el bandidaje, oculto en las cercanas montañas alicantinas, también tuvo su incidencia en el mantenimiento de estas casas fortificadas.

 Son pues, un excelente ejemplo de arquitectura militar-defensiva adaptada a las circunstancias sociales de estos siglos y se tiene conocimiento de que al menos existieron unas 30 torres, de las cuales muchas de ellas, las 26 que  presentamos aquí, están debidamente catalogadas, mientras que otras han desaparecido por completo, como la Torre Maimona o la Torre Teresa.

 Su construcción data de fines del siglo XVI.


Escudo de la ciudad de Alicante

Estado actual:


Es una de las torres más pequeñas de la Zona de La Condomina. De planta casi cuadrada ( 5,90 x 6,90 m), tiene un volumen prismático. Se eleva sobre un plinto piramidal y presenta dos niveles sobre el mismo.

 El acceso original se localiza en el nivel de la planta baja en la fachada norte, sobre los que se observan los restos de la antigua casa a la que estaba adosada y que fue derribada clandestinamente en el año 1.982.

 Parece que existía un semisótano bajo la planta inferior, coincidiendo con la base de la pirámide truncada, ya que existe un hueco con dintel en arco escarzano que se encuentra cegado actualmente.

 La torre está desmochada. Como mínimo le falta la cubierta y el remate de la misma (de no haberse suprimido un posible tercer piso). El interior conserva la antigua escalera, de trazado helicoidal. Los dos forjados sobre el basamento son de viguetas de madera.

 Los muros de la torre son de fábrica de sillarejo recubierta de mortero desgastado, con sillares en las esquinas y en los huecos primitivos ( el acceso y al este), y presentan un espesor de casi 1 metro. Algunos sillares presentan un buen estado de conservación, en alguna esquina y en el plinto, por lo que deben ser de reciente incorporación, ya que son de distinta piedra a la arenisca de su fábrica original.

 La Torre Ferrer es un ejemplo de la avaricia constructora de las urbanizaciones de la zona, debido a su cercanía a la playa de San Juan. Y gracias a que no ha desaparecido, imaginamos por la intervención de la Diputación de Alicante y el Ministerio de Cultura.

 No han dudado en dejarla rodeada de multitud de apartamentos, lo que empobrece notablemente su ubicación, encajonada entre aquellos, aunque imaginamos que gracias a esto, la torre ha sido remozada y se encuentra en buen estado general.

Galería fotográfica: