Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

miércoles, 30 de abril de 2014

Muralla Urbana de Benissa (Alicante) CA-059


Localización:

 Las Murallas de Benissa se encuentran en la localidad homónima, perteneciente a la comarca alicantina de la Marina Alta. Esta localidad se sitúa en la carretera nacional entre las poblaciones de Calpe y Teulada. No dejéis de visitar el templo de estilo neoclásico dedicado a la Purissima Xiqueta, en el casco antiguo, donde se conserva una pequeña talla atribuida a Juan de Juanes, pintor afamado, del siglo XVI.

Localización en Google Maps

 Para llegar hasta los restos de las murallas no hay más que preguntar por la ubicación de las calles de les Parretes y del Mártir Pedro de Benissa, pues junto a ellas encontramos los restos existentes en la actualidad.

Localización en el mapa topográfico

Historia:

 Orgullosa se muestra Benissa de un pasado antiquísimo, que parece remontarse al periodo ibérico, al que pertenecen los restos arqueológicos allí encontrados. De la Venilia histórica situada en la ruta que los cartagineses siguieron en su marcha hacia Roma, no queda más vestigio que la cita histórica.

 En el año 720, los árabes se apoderan de la zona, dando el nombre de Ben-Issa al núcleo de población allí formado, constituido por la medina islámica que se dedicó a las labores agrícolas. Cinco siglos permanecieron los musulmanes en estas tierras hasta que fueron conquistadas en 1.254 por el rey Jaime I el Conquistador, quien la repobló con mallorquines y aragoneses, al tiempo que otorgaba al poblado conquistado el título de Villa.

 En el año 1.272, el rey Jaime I  la donaría al señor feudal Jaime de Gruny. Más tarde paso a ser propiedad de Roger de Lauria, formando parte de un señorío junto con las localidades de Altea, Calpe y Teulada.

 Su titularidad pasó a manos del segundo conde de Denia, la corona, el infante Juan, Rodrigo Girón de Rebollet y, por último, a la familia Palafox.

 A finales del siglo XV y en el primer cuarto del siglo XVI, ya existe constancia de los cuantiosos asaltos berberiscos que sufriría la población, que estaban afectando al litoral alicantino, por lo que se comenzó a pensar en la conveniencia de fortificar la villa, y por ello fue construida una muralla defensiva  que circundaba todo el perímetro de ella, en lo que hoy es parte del casco antiguo de Benissa. Asimismo, se construyeron dos torres vigía de costa, que en la actualidad están totalmente desaparecidas y en el interior tan solo queda la Casa Fortificada de Calcides. (ver en nuestro Blog).

 En el interior del recinto se crearon al menos dos edificios religiosos fortificados: Uno que estaba situado en la Plaza del Portal, derribado en su totalidad, y el actual Convento Franciscano de la Concepción, que data de finales del siglo XVI o principios del XVII. ( ver entrada en nuestro Blog).



Escudo de la población de Benissa

Estado actual:

 De las antiguas murallas de la villa se aprecian distintos lienzos que han pasado a formar parte, en la mayoría de los casos, de la estructura urbana del municipio. Forman parte de algunas casonas que aprovecharon sus lienzos para su construcción.

Dentro del recinto amurallado también se encuentran algunas de las casas medievales que todavía presentan en sus fachadas su fábrica de sillería, como la Casa Palacio de los Torres-Orduña, actual Casa de la Cultura de la villa.

 El tramo más relevante se encuentra en el Carrer de les Parretes , y hay otro importante en la calle del Mártir Pedro de Benissa.

 Pero el resto más significativo es el propio Convento Franciscano, que todavía conserva distintos elementos defensivos, tales como los amurallamientos de la construcción, su torre del campanario y un matacán sobre la puerta principal de acceso al edificio.

Galería fotográfica:

Restos de la Muralla de Benissa







Casal de la Joventut

Convento Franciscano

Pórtico de la Lonja de Contratación





martes, 29 de abril de 2014

Castillo y Murallas de Callosa de Ensarriá (Alicante) CA-261



Localización:

 El Castillo y las Murallas de Callosa de Ensarriá se hayan ubicadas en la localidad homónima, perteneciente a la comarca alicantina de la Maria Baixa.

Localización en Google Maps

 Sus escasos restos se encuentran localizados en el interior de la población, en la parte antigua de la misma, en la zona conocida como Plaza del Castillo y la actual calle San Antonio.

Localización en el mapa topográfico

Historia:

 La población fue originariamente una alquería musulmana fundada tras la ocupación árabe del territorio, con una probable fortaleza o torre de defensa. Sería conquistada por las tropas del rey Jaime I y posteriormente, en 1.268, sería donada por el monarca a Berenguela Alfonso, pasando de nuevo a ser propiedad de la corona a la muerte de ésta.

 En el año 1.290, el almirante Bernat de Sarriá compró la población y su territorio a la corona, siendo nombrado Señor de Callosa. De aquí el actual nombre de la población. Fue el mismo Bernat de Sarriá quien ordenó la reconstrucción de la plaza de Callosa entre los años 1.304 y 1.320. Posteriormente cedió la ciudad y su castillo al infante de Aragón Pedro de Ribagorza en el año 1.322, siendo de entonces las primeras noticias escritas en el documento de cesión en la que se habla del castillo y murallas de la población.

 La fortaleza acogió a los cristianos procedentes del Castillo de Tárbena y fue objeto de importantes obras de reforma y consolidación entre los años 1.375 y 1.378. Fue creada entonces la Baronía de Callosa a mediados del siglo XV.

 En este tiempo había caído la fortaleza en fuerte desuso, de tal forma que su estado era francamente ruinoso. Según documentos del año 1.445 se describe el estado de la edificación y ello permitió hacerse una idea bastante exacta de su morfología.

 Durante los siglos XV al XVI el ataque de los piratas berberiscos en la zona permitió a los habitantes de Callosa tener un seguro refugio, ya que dichos ataques fueron un auténtico azote para la misma y para su desarrollo.

 Sucesivamente el castillo fue ocupado por diferentes señoríos de Callosa, como los Moncada y los Bou, hasta finales del siglo XVII, momento en el que empieza a arruinarse, hasta desaparecer casi por completo, debido también a que se emplearon los materiales de su fábrica en la construcción de las nuevas viviendas del casco antiguo, al igual que ha sucedido en otras localidades, de tal forma que durante el siglo XVIII  desapareció casi enteramente.




Escudo de la población de Callosa d´Ensarriá

Estado actual:

 Se encuentran sus restos esparcidos por el casco antiguo de la localidad, en un pequeño montículo de cota 325 m. s.n.m. que sobresale del terreno circundante y que fue la base de su construcción sobre las primitivas ruinas árabes existentes.

 Se trataba de una cerca (muralla exterior) en el centro de dicho montículo, en cuya parte interior se alzaba una torre del homenaje, provista de un aljibe ó cisterna, reconvertida posteriormente en calabozo, en su base.

 En el ángulo inferior del recinto se ubicaba una pequeña capilla cristiana cubierta con bóveda. El resto de la superficie se distribuía entre las construcciones auxiliares, los espacios dedicados a plazas y corrales y viviendas de la población y soldados.

 El recinto era de planta rectangular, con torres cilíndricas en cada esquina. Alrededor de las murallas también se construyeron viviendas y se configuró la actual manzana. El patio principal del castillo (patio de armas) se convirtió en lo que actualmente ocupa la Plaza del Castillo dentro de callejero de Callosa de Ensarriá.

 Posee una puerta constituida por un arco rebajado que actúa como elemento de unión entre las casas pares e impares de la actual Calle Mayor. Únicamente se aprecia un lienzo de la muralla a lo largo de la calle San Antonio.

 El resto de muros están enmascarados bajo edificaciones más modernas y sólo se conserva un lienzo de la muralla exterior del castillo. De la muralla que protegía la ciudad quedan solamente algunos restos diseminados por el casco antiguo, así como pequeños vestigios de alguna de sus primitivas torres de defensa.

Galería fotográfica:

















lunes, 28 de abril de 2014

Torre Palombar (Elche, Alicante) CA-159



Localización:

La Torre Palombar se encuentra en la ciudad de Elche, capital de la comarca alicantina del Baix Vinalopó.

Localización en Google Maps

 Para llegar hasta ella hay que dirigirse hacia la pedanía ilicitana de la Baya Alta, y entrar en un camino que parte de esta carretera y que se denomina Camino del Palombar.

Localización en el mapa topográfico

Historia:

 Su origen, al igual que otras torres de la huerta ilicitana, se debe a que en el año 1.552 un bajel berberisco capitaneado por Salah Rais, llega a la costa ilicitana, en las cercanías de la playa del Pinet escasamente defendida por algunos vigías de guardia, para evitar que los contrabandistas cruzaran la albufera al amparo de la noche y  los controles impuestos por el marqués de Elche, y se percatan de la poca presencia defensiva. Toman tierra y rápidamente se adentran hasta la villa ilicitana donde, después  de intentar su asalto, capturaron importante botín en enseres y personas.

 Esto provoca que las autoridades  y las clases altas crearan el conocido como Resguardo de la Costa, institución encargada de crear una tupida red de alerta y prevención de ataques de enclaves de costa y de recintos urbanos, ya que en 1.550 el pirata Dragut, mercenario a sueldo de los turcos, castigaba las costas de la huerta de Alicante allí donde las defensas se relajaban.

 Por ello, las autoridades decidieron dotar a la costa ilicitana y al casco urbano de Elche, así como a su huerta, de un sistema defensivo que mantuviera la alerta ante los ataques moriscos, naciendo así una serie de torres de defensa con el objetivo de frenar los ataques de los piratas, levantando un sistema a lo largo de la huerta y costa ilicitana con diversas torres vigia, entre las que destacaron  Ressemblanc, Vaillós, Palombar, Carrús, Asprillas, Estaña y Gaitán, que unidas a las costeras de Tamarit, Pinet, Escaletes, Talayola y Carabassí,  constituyendo el sistema defensivo anexo a la ciudad de Elche y a la fortaleza de Santa Pola, gracias al experto ingeniero italiano Giovanni Baptista Antonelli en el año 1.562.



Escudo de la ciudad de Elche

Estado actual:

 Se trata de una torre defensiva del campo de Elche, construida en época bajomedieval, contra los ataques berberiscos en esta zona. Su construcción original es de mampostería y sillarejo.

 Está adosada a una vivienda particular que la ha incluido en su perímetro tras una remodelación de la misma. Su denominación actual es debida a que, en su reconstrucción, se ha adecuado una zona en lo alto de la torre en la que anidan las palomas, haciendo unos pequeños agujeros en ella para que estas aves puedan entrar y salir con total libertad.

 La torre se encuentra en la actualidad completamente restaurada, aunque en este proceso haya perdido sus señas de identidad y, por tanto, su aspecto original.

 Está actualmente adosada  a una vivienda, de la que forma parte, y se accede desde ella a su interior. Por ser propiedad privada en la actualidad, no es posible su visita.

 Originalmente era de planta cuadrada y su cuerpo principal, que como hemos comentado anteriormente es de mampostería, en la actualidad se halla enlucida por completo, y el refuerzo de sus esquinas, presumiblemente de sillares, se encuentra cubierto por ladrillo de nueva fábrica.

Galería fotográfica:







domingo, 27 de abril de 2014

Castillo de Laguart (Vall de Laguart, Alicante) CA-083



Localización:
 El Castillo de Laguart, también conocido como Torre de la Casota, está situado en la Vall de Laguart, conjunto de pequeños núcleos de población de este valle, que forman un solo municipio y cuya localidad más importante es Benimaurell, en la comarca alicantina de la Marina Alta.

Localización en Google Maps

 Los restos del castillo se encuentran en una zona cercana a Campell, uno de los núcleos urbanos del valle, en la loma denominada El Tossalet, y que los habitantes bien conocen, por lo que solo es preciso preguntar por ellos para saber su ubicación exacta.

Localización en el mapa topográfico

Historia:

 La historia de la Vall de Laguart comienza en el siglo XIII bajo el gobierno del legendario caudillo árabe Al-Azraq que se levantó en armas contra los ataques de la corina de Aragón, sublevación que supuso un gran obstáculo para las conquistas del rey Jaime I.

 Al llegar las tropas del rey Jaime a las puertas de sus dominios, Al-Azraq firmó un tratado por el que se acordó una tregua de tres años y el vasallaje al rey aragonés.

 En otoño del año 1.247, Al-Azraq rompió dicha tregua porque las tropas cristianas presionaban los territorios de su señorío, pero a su alzamiento siguieron diez años de exilio. En 1.276 encabezó de nuevo una gran rebelión.

 A finales de abril de 1.247, Al-Azraq, al frente de un numeroso ejército, sitió la ciudad de Alcoy, cuyas defensas habían sido reforzadas por un grupo de caballeros del rey Jaime. La ciudad se encomendó a San Jorge, y en la batalla el caudillo árabe resultó muerto, provocando la huida de sus seguidores. En julio del mismo año muere también el rey Jaime I, y su hijo Don Alfonso acabará definitivamente con la rebelión entre los años 1.277 y 1.279.

 Después de la pacificación de las montañas de la Marina Alta, ésta fue repartida entre los señores y guerreros catalanes que acompañaron al rey Jaime I, quedando al margen del reparto los aragoneses, salvo pequeñas excepciones. Pasados unos años y debido a la persecución de que eran objeto por parte de la iglesia, los moriscos más rebeldes levantaron los ánimos a otros más dóciles y profanaron la parroquia de Santa Ana.

 La Vall de Laguart fue el último reducto de la sublevación morisca y en noviembre de 1.609, ante su debilidad, se rindieron definitivamente y fueron expulsados al norte de África, tras el decreto de expulsión del rey Felipe III. En junio de 1.611 Vall de Laguart fue repoblado por familias de agricultores procedentes de Mallorca.



Escudo de La Vall de Laguart

Estado actual:

 Los restos de la antigua fortaleza de la Vall de Laguart quedan reducidos a la torre que debió ser la pieza importante de ella, o bien, una torre exenta dedicada a las labores de vigía de la zona, y que se encuentra en estado ruinoso.

 En ella se observa su fábrica de tapial árabe y mampostería irregular que fue utilizada para su construcción. Es de planta rectangular y se encuentra totalmente desmochada. Sus dimensiones son de 10 x 7 metros, y algo más de 3,5 metros de altura, siendo los tapiales de aproximadamente 1,20 metros de espesor.

 Se considera que su mal estado de conservación es debido, sobre todo, a que los moriscos, tras su expulsión, la arrasaron casi en su totalidad.

Galería fotográfica:







sábado, 26 de abril de 2014

Castillo de Alcalá de la Jovada (Alicante) CA-086


Localización:

 El Castillo de Alcalá de la Jovada se encuentra localizado en la localidad homónima, perteneciente a la comarca alicantina de la Marina Alta.

Localización en Google Maps

 Está ubicado dentro del casco urbano de la localidad, por lo que no es difícil llegar hasta él, puesto que se trata de una localidad muy pequeña con apenas 500 habitantes y está en la plaza más importante de la misma.

Localización en el mapa topográfico

Historia:

 El origen de la población es indudablemente islámico. La historia de la localidad de los siglos XIII al XVII se desarrolla alrededor de la comunidad musulmana que habitó estas tierras y fue feudo del famoso caudillo árabe Al-Azraq, de lo que se supone la importancia de la villa.

 Aunque en los primeros tiempos de la Reconquista, el caudillo Al-Azraq, dueño de estos territorios, pactó con el monarca Jaime I determinadas relaciones de vasallaje, no tardaría en rebelarse contra el dominio del rey. La región donde se hicieron fuertes los sublevados se corresponde con la actual Vall de Alcalá y Vall de Gallinera.

 Finalmente las fuerzas de Al-Azraq serían derrotadas en Benicadell y se retirarían hasta el castillo-palacio de Vall de Alcalá. Después se dirigirían hacia el castillo de Gallinera antes de rendirse definitivamente al rey Jaime I.

 Algunos años después, el caudillo musulmán volvería a intentar la rebelión, pero finalmente sería muerto en Alcoy en el año 1.276.



Escudo de la población de Alcalá de la Jovada

 Estado actual:

 En la población se encuentran los restos de lo que fue este castillo-palacio del caudillo musulmán Al-Azraq, fortificación que, aunque muy modificada, conserva  parte de su estructura principal que nos ofrece de forma clara cual fue la envergadura de la misma.

 Hasta hace algunos años ocupaba una superficie mayor, pero fue parcialmente derribado para construir viviendas adyacentes al mismo.

 Quedan los restos de la torre principal del castillo-palacio de Al-Azraq, así como la entrada al mismo. Adosada a la misma fue construida la iglesia cristiana, lo cual era muy típico tras la reconquista del lugar a los musulmanes.

 La construcción del antiguo castillo-palacio fue realizada en tapial y mampostería árabes, como se puede observar en los restos existentes en la actualidad.

 La iglesia está edificada sobre el cuerpo principal del antiguo castillo-palacio y conserva, como parte de ella, algunos elementos defensivos de la primitiva construcción árabe.

 Como efeméride del hecho de haber habitado la población el caudillo musulmán, fue construida una fuente pública que tiene una efigie conmemorativa al mismo en ella, que recuerda la importancia que Alcalá de la Jovada tuvo en los tiempos anteriores a la reconquista cristiana de estos territorios.

Galería fotográfica: